jueves, 20 de octubre de 2016

La Riba Côa portuguesa, antiguo territorio del Reino de León (y 3)

La réplica portuguesas a la repoblación leonesa de Ciudad Rodrigo
Catedral de Guarda (Portugal)
              La acción y presencia leonesa en Riba Côa fue contestada desde un principio por Portugal. En 1191 el rey Sancho I fundó la sede de Guarda. Era la réplica a la erección de la diócesis y a la repoblación de Ciudad Rodrigo varios años atrás. Como la civitatense, que en un primer momento se vinculó a Caliabria, una diócesis visigótica, Guarda nacía también bajo la idea de la “restauratio”. Se consideró que con ello se restauraba la antigua sede de Egitania (Idanha-a-Velha)[1]. La monarquía portuguesa quería con esta medida crear una civitas fuerte entre el Côa y la Sierra de la Estrella; el impulso de la nueva ciudad se acrecentó con la decisión del rey portugués de dar fuero a Guarda en noviembre de 1199, señalándole amplios términos[2]. Ese mismo año se daba también carta foral a Penamacor, concejo situado más al sur[3].


            Una circunstancia similar se produjo con la creación del concejo de Castelo Rodrigo. El mismo año y el mismo mes que Alfonso IX daba fuero a este concejo –septiembre de 1209-, Sancho I lo hacía dando carta foral a Pinhel, población situada en la margen izquierda del Côa[4]. Que Piñel inquietaba a León en Riba Côa se deduce del tratado de paz que el 27 de junio de ese año se firmaba en Valladolid entre Alfonso VIII, rey de Castilla, y Alfonso IX de León: “Et ego rex Castelle mitto in pacem istam vobiscum rege Legionis regem Portugalie et si forte rex Portugalie volverit esse vobiscum in pacto illo quod vos dicitis inter vos et ipsum esse tractatum magis quam in meo, fiat ita. Si autem magis volverit esse in isto, diruatur castellum de Pinel et firmetur pax omnibus eisdem modis quibus inter me et vos regem Legionis firmatur[5]. Asimismo, con el surgimiento de los concejos de Vilar Maior y Alfayates (hacia 1227), Sancho II de Portugal respondió en 1228-1229 dando fuero a Sortélha (en frente de Sabugal) (foto 5) y Castelo Mendo, al otro lado del Côa y frente al leonés Castelo Bom. Con todo ello, la frontera entre León y Portugal quedaba establecida en la Riba Côa.


[1] Frei ANTONIO BRANDÂO, Crónicas de D. Sancho I e D. Afonso II, Porto 1945, pp. 106-109. Sobre la iglesia egitaniense escribe E. FLÓREZ en el tomo XIV de su España Sagrada. Reed. Madrid 1905, pp. 136-152. Como en Ciudad Rodrigo, también en Guarda se tardó algunos años en contar con obispo; habrá que esperar hasta 1205, en que se cita a  Martinus Egitanensis Episcopus.

[2] El foral de Guarda en R. de AZEVEDO; P. A. de JESÚS DA COSTA y M. RODRÍGUEZ PEREIRA Documentos de Sancho I (1174-1211), 1979, doc. 121.

[3] J. PINHARANDA GOMES, Historia da diocese da Guarda,  1981, pág. 27.

[4] El fuero de Pinhel en R. de AZEVEDO; P. A. de JESÚS DA COSTA y M. RODRÍGUEZ PEREIRA: Documentos de Sancho I (1174-1211), 1979, ). Vol. I. Coimbra, doc. 186. Sobre los límites del concejo de Pinel véase J. I. de la TORRE RODRÍGUEZ, “Los límites concejiles de la comarca del Côa y su importancia en el Tratado de Alcañices”. El Tratado de Alcañices. Ponencias y comunicaciones de las Jornadas conmemorativas del VII Centenario del Tratado de Alcañices (1297-1997). Zamora 1999, pág. 212.


[5] J. GONZÁLEZ, Alfonso IX, Vol. II, doc. 251.

No hay comentarios: