sábado, 23 de diciembre de 2017

¿Pallozas en Sanabria?

LAS CASAS DE PAJA DE LUBIÁN Y CHANOS

José Ignacio Martín Benito

Introducción
Antiguas pallozas de Paradaseca (El Bierzo, León). Foto Ramón Cela.
La palloza es una construcción tradicional del noroeste español, que ha pervivido en Los Ancares de las provincias de Lugo y de León (El Bierzo). Se trata de una casa de planta circular u ovalada, con paredes de piedra y cubierta con un tejado de forma cónica o a dos aguas, vegetal, generalmente de paja de centeno.

Para ellas se ha señalado un origen prerromano, pues muchas casas de los castros de la Edad del Hierro presentaban esta forma y, presumiblemente, se cubrían con techo vegetal. Es el caso, entre otros, de los castros de Santa Tecla (Pontevedra), Coaña (Asturias) o el de Chanos (León), por citar algunos de los más conocidos.

Hoy son meras reliquias, que perviven en Piornedo (Lugo), Balouta o Paradaseca (El Bierzo) y que despiertan el interés de curiosos y turistas, pero en otro tiempo su construcción debió estar muy extendida por el noroeste peninsular. Las del Campo del Agua con "teito" a dos aguas y cabecera en semicírculo fueron declaradas Bien de Interés Cultural por la Junta de Castilla y León en 2008. Pero unas y otras se encuentran abandonadas o caídas.
Palloza en ruinas, 2014. Campo del Agua (Foto de Santiago Casteao).

Las casas de paja de Lubián y Chanos

Muy probablemente este tipo de construcción estuvo también presente en Sanabria, al menos en las zonas más próximas a Galicia. Así nos lo revelan algunas fuentes históricas y, a principios del XX, los testimonios de viajeros estudiosos como Fritz Krüger. Vayamos por partes.


Testimonio de ello tenemos en el siglo XVII. Las noticias proceden de Lubián y Chanos, con motivo de una entrada del ejército portugués en noviembre de 1643 en la Alta Sanabria, en la Guerra de Independencia o de Restauración de Portugal (1640-1668). De ello dejó testimonio el jesuita José Martínez de la Puente, testigo directo en la frontera de La Puebla de Sanabria, como asistente del ejército de Galicia. Los portugueses formaron un ejército con gentes de Chaves, Miranda y Braganza y atacaron la frontera, quemando los lugares de Lubián y Chanos.
Azulejo con escenas de la Guerra de Portugal.
José Martínez se refiere a las casas de estas poblaciones como “casas de paja” o "casas pajizas”, lo que nos inclina a pensar o deducir que esta denominación obedece a que las construcciones se cubrían con techo o “teito” de paja –probablemente de centeno- que es el cereal que se cultivaba en la zona.


Los testimonios
José Martínez de la Puente: Madrid y diciembre de 1643

Relacion verdadera de lo que ha sucedido en la plaza y frontera de la Puebla, en el mes de Noviembre, hasta 30 dél, por el P. José Martinez, de la Compañía de Jesús, que se halló presente á todo . 

“Despues se retiraron ellos con armas y municiones, dejando al lugar de Lubian solo con el casco de 50 casas de paja, que tan solamente quemaron ... ya el enemigo se habia retirado viendo asomar el socorro, temiendo lo que podia suceder, no dándole lugar á mas de que quemase el lugar de Lubian y Chaves [Chanos], que habian quedado solos con sus casas pajizas". 

Krüger y las casas de paja

Esta tradición de teitar con paja de centeno se mantenía viva en Sanabria en la década de 1920, tal como dejó constancia  Fritz Krüger, académico, fotógrafo y etnógrafo alemán, en su obra "La Cultura popular en Sanabria". Entre la tipologia de viviendas señaló dos tipos: "la casa más antigua, de un piso y con tejado de paja, que se ha conservado esporádicamente en los pueblos de montaña (Ribadelago, Vigo, Murias, S. Ciprián) y la casa de dos pisos, desarrollada seguramente a partir de aquella. Esta casa de dos pisos ya tiene el tejado de pizarra, la planta baja está ocupada por la cuadra, mientras que la superior es vivienda-hogar; dispone, además de balcón y escalera de piedra. Hoy día el segundo tipo prevalece claramente".
Esto es, a principios del siglo XX, aún existían en Sanabria las "casas de paja", esto es, la vivienda con teito de paja de centeno, seguramente como las que quemaron los portugueses en 1643 en Lubián. Sin embargo, esta tipología ya iba en decadencia, pues según señala el antropólogo alemán, la casa que prevalecía era la de dos plantas y tejado de pizarra.
Herreruela (Cáceres), principios del siglo XX.

Ribadelago, Krüguer, principios del siglo XX.

[1] Cartas de algunos PP. de la Compañía de Jesús. Sobre los sucesos de la monarquía entre los años de 1634 y 1648. En Memorial histórico español. Colección de documentos, opúsculos y antigüedades. Madrid. Real Academia de la Historia, Tomo XVI, pp. 167 y ss.

Palloza de Piornedo (Lugo).
También te puede interesar:

. Saqueo y quema de aldeas en la Guerra con Portugal.

No hay comentarios: